Unidad de Cumplimiento

La legitimidad de las entidades territoriales, las instituciones y las administraciones públicas, se ve afectada por el incumplimiento de los proyectos definidos en los programas de gobierno. Los escasos e inexistentes modelos de gestión de los proyectos bandera, las inadecuadas condiciones para el funcionamiento de un modelo de gestión de proyectos bandera, la falta de priorización de proyectos por parte del ente territorial, los débiles procesos de gobernanza (procesos colaborativos), y los débiles modelos de evaluación y seguimiento y monitoreo, son obstáculos que evitan el fortalecimiento del vínculo entre las instituciones y la sociedad civil, lo que deriva en la falta de legitimidad del estado. El modelo de Unidad de Cumplimiento implementado por el IGLA garantiza una focalización adecuada de esfuerzos y recursos por parte de las entidades territoriales para el adecuado cumplimiento de los Planes de Gobierno y de los Planes Territoriales de Desarrollo.